Jugos de frutas para nutrirse y adelgazar

La dieta más exitosa del mundo consiste en la actitud, constancia y hábito de consumir todo tipo de alimentos guardando el equilibrio y las cantidades adecuadas para proporcionar al organismo la nutrición adecuada. Este balance debe ir acompañado de una actividad física moderada y regular. No obstante, la naturaleza provee muchos recursos para potenciar los beneficios, tal es el caso de los jugos de frutas.

Las frutas son alimentos muy completos, proveen al cuerpo la mayoría de las vitaminas y minerales que requiere para ejecutar plenamente todas sus funciones. También ofrecen sensación de bienestar y los sabores alcanzan para todos los gustos. Por ello, cuando se emprende una dieta o se propone un cambio de hábitos alimenticios para mejorar la salud y/o la figura, los batidos de frutas son ideales.

Nutrición y sabor para todo el día

Existen muchas opciones de jugos y batidos que pueden brindar una adecuada nutrición en diferentes horas del día,  controlar la ansiedad, refrescar y ofrecer sensación de saciedad, todo lo cual aporta al éxito de un equilibrio en los alimentos y un  buen régimen de ejercicio físico.

Los licuados generalmente son fáciles y rápidos de preparar y pueden contener además de frutas, algunas hierbas y verduras que se acoplan perfectamente para ofrecer un agradable sabor, de manera que son bebidas que se pueden disfrutar plenamente.

Dos opciones deliciosas, saludables y refrescantes

A continuación  presentamos dos opciones de batidos nutritivos que se convertirán en grandes aliados de tu salud:

Jugo de manzana, zanahoria y espinacas: la manzana es una fruta rica en vitamina C, antioxidantes y fibra, lo que la convierte en una gran aliada del proceso digestivo, toda vez que ayuda al tránsito intestinal y con ello a eliminar toxinas y grasas. Por su parte, la zanahoria también aporta fibra y vitamina A. Las espinacas proveen hierro, contribuyendo a mantener niveles óptimos de hemoglobina.

Para disfrutar de un batido delicioso con estos tres ingredientes debes lavarlos muy bien y trocearlos, llevarlos a la licuadora con un poco de agua (la cantidad depende de la densidad que desees el batido). Agrega el jugo de un limón, hielo y si no tienes contraindicación, un chorrito de miel. Procesa bien y disfruta. Este jugo puedes tomarlo una vez al día al principio y luego puedes alternarlo con otras recetas.

Jugo de piña y céleri: la piña tiene grandes propiedades desinflamatorias y desintoxicantes además de ser una fruta exquisita. Por su parte el céleri tiene propiedades adelgazantes y es una buena fuente de potasio. Un batido extraordinario resulta al combinar 3 rodajas de piña, 5 tallos de céleri, agua y hielo. Batir hasta lograr la textura deseada. Se puede endulzar con stevia.

Este batido se puede consumir media hora antes de las comidas durante tres días y posteriormente, dos o tres veces por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest