El beneficio de hacer ejercicio estando embarazada

Muchas han sido las creencias de que la mujer embarazada, con la finalidad de tener un proceso de gestación sin complicaciones, debe esforzarse lo menos posible; nada más alejado de la realidad que esa afirmación, pues al contrario una vida físicamente activa, repercute en muchos beneficios tanto para la cría que está por venir como de la madre.

Esto no quiere decir que se debe hacer ejercicios de cualquier tipo, durante el embarazo existe un número de ejercicios que se pueden realizar de manera coordinada y  bajo supervisión, claro siempre sin excederse en cada rutina.

Así pues, es valedero indicar que de los mejores ejercicios que se pueden efectuar cuando se está en la dulce espera, es caminar, así como también puedes tener en lista los estiramientos suaves y focalizados, a fin de que hagan el efecto deseado.

También puedes hacer carreras cortas, pilates, bicicleta estática, hidrogimnasia,  todos ellos afectan positivamente la salud de tu bebé y obviamente la tuya, pues ayudan a aliviar el stress, la sobrecarga, producto del peso y lo más importante son relajantes.

En el caso de las carreras cortas, estas no tienen límite de práctica, ya que puedes hacerlas durante los nueve meses de embarazo, por lo menos 3 veces a la semana, sin olvidar que no debes exceder tu propio ritmo de carrera.

Por otro lado, el pilates, te ayuda a mejorar la respiración, la frecuencia cardiaca y por supuesto es un gran aliado para realizar estiramientos, con los cuales fortalecerás los músculos; otro aporte del pilates tiene que ver con la postura de tu cuerpo, estos ejercicios te ayudarán a corregirla.

Los ejercicios que no debes hacer

En este renglón tienes que prestar mucha atención pues, algunas veces son practicados sin conocer en realidad el daño o perjuicio que pueden hacer tanto al bebé que está por nacer, así como a la madre misma.

Dentro de los prohibidos tenemos a los juegos de pelota, los ejercicios abdominales, largas y extenuantes caminatas, subir grandes altitudes y obviamente los ejercicios de musculación intensa, todos ellos pueden afectar el desarrollo normal del gestante.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest