Avena: aliada en salud y belleza

La naturaleza  provee infinitos recursos para  favorecer la salud y la belleza de una manera sencilla, económica y agradable,  de tal  manera que siempre es posible incorporar en la alimentación y en las rutinas de cuidado corporal ingredientes ricos en nutrientes y otras propiedades beneficiosas. Uno de ellos es la avena. Sigue leyendo y sabrás porque.

avena-aliada-en-salud-y-bellezaAporte nutricional de la avena

La avena es un cereal rico en proteínas, vitaminas y minerales, lo cual la convierte en un alimento  muy completo. Entre las vitaminas que aporta al organismo se encuentran la E y las del complejo B5 y B6, es decir, que representa una fuente de antioxidantes y cicatrizantes. En cuanto al aporte mineral, contiene hierro, magnesio, selenio y cobre.

Como fuente de proteínas, la avena ayuda a la producción  y renovación de tejidos del organismo, favoreciendo la conservación y recuperación de la masa muscular. Al mismo tiempo es una importante fuente de fibra, que favorece el proceso digestivo y la convierte en una aliada especial para combatir el estreñimiento.

Otro aporte importante de la avena en el cuidado del sistema  digestivo es su contenido de aminoácidos que favorecen la producción de lecitina, ayudando al hígado en su función desintoxicante. Igualmente favorece la transformación del almidón, lo cual contribuye a mantener los niveles adecuados de azúcar.

Para las personas que desean perder peso, el consumo de avena es muy importante, pues contiene carbohidratos de absorción lenta, que brindan un efecto de saciedad por más tiempo y proporcionan  buena energía.

Aliada de la piel

Por su contenido de vitamina E, antioxidantes y desintoxicantes, la avena es también una aliada especial del cuidado de la piel: la nutre y la purifica, dándole un aspecto terso y radiante.  Sus efectos son beneficiosos en todos los tipos de piel y es por ello que las mascarillas que la contienen siempre están en las indicaciones que ofrecen los expertos en salud y belleza.

Tips de avena

Luego de conocer tantos beneficios de la avena, dejamos apenas dos opciones ricas y sencillas para su uso en la alimentación y en el cuidado de la piel:

Batido de avena y manzana: vierte en la licuadora una taza de avena, una manzana (con piel), dos tazas de agua caliente, miel al gusto, una cucharadita de vainilla y una taza de leche descremada. Mezcla los ingredientes y luego agrega unos cubos de hielo. Vuelve a licuar por unos minutos y disfruta de este delicioso y nutritivo batido!

Mascarilla de avena, miel y pepino: procesa en la licuadora tres cucharadas de avena, la mitad de un pepino y un chorrito de miel. Aplica la mascarilla sobre la piel limpia. 15 minutos será tiempo necesario para su efectividad y luego  retira con agua templada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest