Remedios caseros para la retención de líquidos

Estos remedios caseros deben combinarse con una dieta balanceada, caminar y hacer ejercicios:

Acelgas: extraer el zumo de las hojas frescas, licuando 100 gramos de la hoja en 1 onza de agua, para tomar cada 8 horas.

Ajo porro: macerar 5 gramos de semillas de ajo porro en 1 litro de vino blanco durante 5 horas, tomar 1 copa 3 veces al día.

Amaranto pira o bledo: se hierven 2 cucharadas de las flores en 1 litro de agua, para tomar 1 onza 3 veces al día.

Apio España: hervir 50 gramos de la raíz en 1 litro de agua. Tomar 1 onza 3 veces al día.

Barbas del maíz: hervir durante 3 minutos, las barbas de 4 jojotos en ¼ de taza de agua, colar, añadir miel al gusto y tomar 1 taza 3 veces al día. Útil en casos de piedras en los riñones (litiasis).

Berenjena: extraer el jugo de la berenjena en frío, licuando la pulpa cruda en 1 taza de agua, colar, añadir unas gotas de limón. Tomar 3 veces al día.

Corteza del sauco: hervir 30 gramos de la corteza del sauco en ½ litro de agua hasta reducir a ¼ litro. Tomar 1 taza 3 veces al día.

Cilantro: hervir la raíz de una mata de cilantro muy bien lavada en 1 litro de agua, dejar reposar tapada hasta que entibie, añadir miel al gusto. Tomar 1 taza 3 veces al día.

Pepino: tomar zumo de pepino fresco en ayunas es un gran diurético. Puede mezclarse con jugo de naranja y endulzar con miel.

Perejil: colocar 1 cucharada de semillas de perejil en 300cc de agua fría, calentar a fuego lento hasta que hierva al romper el hervor apagar el fuego y dejar tapado unos 15 minutos, añadir miel al gusto. Tomar 2 tazas al día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest