La dieta disociada, una interesante opción de dieta

Las dietas suelen encabezar las listas de propósitos de millones de personas, pues buscan llegar a su peso ideal y poder lucir un cuerpo esbelto, al mismo tiempo, bajar de peso es un requisito esencial para cuidar la salud.

Asimismo, cuando se trata de hacer dieta hay millones de opciones, incluso hay suficientes para complacer a todo tipo de gustos y preferencias, cada una de ellas propone un conjunto de reglas o restricciones y modos de consumir los alimentos. Ahora bien, hacer dieta disociada es una de las opciones y durante los últimos años se ha puesto en tendencia, aunque la verdad inició en la primera década del siglo XX.

Esta dieta consiste en dividir y consumir por separado los alimentos, según el grupo al que pertenecen, es decir, prohíbe la mezcla de proteínas (leche, yogur, queso, carne, pescado, huevos) con los carbohidratos (pan, maíz, arroz, pasta, patatas). La razón es que cada grupo de alimentos tiene un PH diferente, así como enzimas y tiempo de absorción distinto.

En consecuencia, cuando se consumen por separado, es posible asimilar bien y aprovechar mejor cada nutriente, así que se produce un mayor esfuerzo metabólico y el organismo se ve obligado a utilizar las reservas y esto permite adelgazar.

Reglas básicas de la dieta disociada

Como toda dieta o plan alimenticio, la dieta disociada tiene sus propias reglas, las cuales se deben cumplir por completo. Para poder percibir los beneficios de este régimen alimentario, las normas consisten en:

  • Para comenzar, no se pueden mezclar los carbohidratos con las proteínas.
  • No se pueden mezclar las proteína y el almidón.
  • Las legumbres y hortalizas no convienen mezclar con frutas.
  • Las frutas se deben comer solas y cuando está el estómago vacío, tampoco se deben combinar las frutas dulces con las ácidas.
  • El azúcar se debe eliminar o en su defecto, reemplazar con algún edulcorante.
  • Eliminar los refrescos, el café y las bebidas alcohólicas.

Cabe destacar, esta dieta permite perder bastante peso en un corto periodo de tiempo, sin embargo, no es recomendable seguirla durante lapsos prolongados. En suma, antes de comenzar tanto este plan como cualquier otra dieta, lo mejor es consultar con un nutricionista o especialista al respecto.

La ayuda profesional es la que puede determinar cuál es la dieta más conveniente en cada caso, según las características y condiciones físicas y los objetivos personales a alcanzar, además de que permite evitar inconvenientes y problemas de salud en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest