Mascarillas caseras para la piel grasosa

  • Activante de pera: la pera es un astringente excelente, puede utilizarse una vez a la semana. Limpiar muy bien la cara antes de iniciar el procedimiento, frotar una rebanada de pera sobre el rostro por espacio de 5 minutos, luego espere que se seque y lave con agua de manzanilla fría. Puede dejarla actuar toda la noche.
  • Leche de pepinos: rayar 3 pepinos grandes pelados y extraiga su jugo, diluirlo en ½ taza de agua de rosas y consérvelo en la nevera para aplicarlos sobre el cutis con una mota de algodón.
  • Loción astringente de vinagre: mezcle 3 cucharadas de vinagre en 1 taza de agua tibia, aplíquela en las partes más grasosas de la cara, por medio una mota de algodón.
  • Mascarilla de miel y limón: añada unas gotas de limón a la miel de abejas antes de aplicarla en una capa sobre el rostro, deje que endurezca y actúe por 15 o 20 minutos, retire con un algodón humedecido en te de manzanilla fría.
  • Mascarilla de papas: rayar una papa cruda y aplicar la pulpa sobre el rostro por 10 minutos, lavar con agua tibia.
  • Mascarilla de tomate: triturar tomate y medio hasta formar una pasta fina, colocarla sobre el rostro durante 20 minutos, lavar con agua tibia.
  • Mascarilla de yogurt germen de trigo o levadura de cerveza: preparar la mascarilla con 1 cucharada de yogurt y 1 cucharada de germen de trigo, aplicándola en las partes más grasosas durante 15 minutos, lave con agua tibia.

Otra forma es combinar 1 cucharada de yogurt o de agua con 1 tableta de levadura de cerveza pulverizada, hasta formar una pasta, que se aplica sobre la piel grasosa dando palmadas suaves, déjela actuar por 30 minutos hasta que se seque, sin dejar de masajear, enjuague con agua tibia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest