La irritación del nervio frénico produce hipo

“Hip”, Hip”, “Hip” ¿quién no ha escuchado este sonido? ¿Quién no lo ha llegado a sentir? O ¿Quién no se ha preguntado ¿Y este hipo por qué me daría? Esta interrogante muy frecuente en las personas que de repente lo manifiestan es una reacción fisiológica normal ante una agresión e irritación del nervio frénico.

Ese nervio que pasa a través del tórax hacia el abdomen por un músculo que se llama diafragma y produce una compresión generando este sonido al que conocemos con el nombre de hipo.

El diafragma casi siempre funciona a la perfección. Desciende cuando usted inhala aire para llevar a los pulmones y sube cuando lo exhala para poderlo expulsar de los pulmones. Algunas veces el diafragma se irrita y cuando esto sucede, sube de forma brusca y hace que la respiración sea diferente de lo normal. Cuando esta respiración irregular llega a la laringe, se origina el hipo.

Las causas del hipo, según gastroenterólogos, son muchas las causas que provocan el hipo:

  • Las centrales debido a tumoraciones.
  • Las torácicas por compresión del nervio.
  • Las más comunes, mayormente conocidas por la irritación del nervio frénico por el consumo de picantes y de licor, por no masticar bien los alimentos, comer grueso y sólida comida, son algunos de los factores que hacen se produzca este síntoma tan molesto para muchos.

Probablemente usted haya oído muchas sugerencias de cómo deshacerse el hipo y tal vez incluso haya probado algunas. Respirar en una bolsa de papel; ponerse azúcar debajo de la lengua; hacer que alguien le pegue un buen susto cuando no lo espera. Entre los métodos caseros se puede tapar la nariz con una aspiración profunda y luego tomarse un vaso de agua a temperatura ambiente o agachar la cabeza y aguantar la respiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest