El uso del preservativo previene un 70% el VPH

¿Sabía usted que mantener relaciones sexuales con varias parejas puede ser un factor de riesgo más fuerte para la adquisición inicial del VPH, que mantener relaciones sexuales con una pareja estable? El VPH es una infección de tipo viral, que pertenece al grupo de virus de papiloma, común en muchos animales. En el caso del VPH es específico de los humanos, de allí su nombre: Virus del Papiloma Humano.

La mayoría de infecciones de VPH son asintomáticas y se hacen negativas a la prueba de ADN en un 70% de los casos en un año, y hasta un 90% de los casos en dos años, sin tratamiento, solo con vigilancia, la cual debería ser no menos de dos veces al año.

Cuando existe la presencia del VPH, este lesiona el cuello uterino de la mujer y aparecen verrugas, las cuales deben ser tratadas directamente por el médico tratante, quien determinará sus estudios y soluciones pertinentes.

Se especula que su desaparición pueda ser debido a una respuesta inmune adecuada de la paciente o que simplemente se haga latente por largos períodos de tiempo. Eso explica que mujeres que han permanecido por largos períodos de abstinencia, hagan presencia no explicada del virus años después del último coito.

La presencia del virus se puede sospechar por citología, pero para confirmarlo se requiere realizar una prueba denominada PCR, que detecta de manera específica la presencia del ADN del virus en el tejido o secreción estudiada.

La prueba, como todo método diagnóstico tiene indicaciones precisas para ser realizada. Afortunadamente, este virus es curable si se comprende la historia natural del mismo, ya que en un 10% de las mujeres infectadas por el VPH, el virus se comporta de manera diferente y ellas harán infecciones persistentes con el alto y real riesgo de desarrollar alteraciones citológicas y cáncer cervical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest