Tiene que aprender la mujer a conocer su tejido mamario

¿Llegó a los 35 años? ¿Su médico ginecólogo le recomendó hacerse una mamografía y una ecografía mamaria? Si esto es así, no lo piense dos veces, pues está en la edad para hacerse el estudio básico que permite al médico mastólogo hacer el diagnóstico de pesquisa de cáncer de seno.

Ahora, si usted tiene antecedentes familiares con biopsias previas de mamas, e hiperplasias atípicas y está en los 30, con mayor razón, debe visitar a este especialista por el alto riesgo que corre de una posible lesión sospechosa, pues hay que recordar que todo a su tiempo es solucionable.

La mamografía es un estudio radiológico de las mamas de la mujer, con equipos especiales que se llaman mamógrafos y se hacen dos proyecciones de cada lado, es decir 4 placas en total, 2 derechas y 2 izquierdas.

Este estudio no produce dolor, solo una sensación de presión sobre las mamas y todo depende de cómo la mujer va preparada al hacerse el mismo, pues si va muy tensa, probablemente le moleste un poco más.

El autoexamen, la mujer debe comenzar a palparse los senos una vez que se ha desarrollado, es decir, cuando le ha llegado la primera regla o menstruación. Con detenimiento una vez al mes, la mujer tiene que comenzar a explorar, a tocarse, saber cómo son sus senos, cómo es el tejido mamario, para sentir los cambios por muy pequeños que sean.

Una mujer bien entrenada que conoce su tejido mamario es capaz de detectar un nódulo hasta de 1 centímetro. Eso no cuesta nada, hacerse un autoexamen. El diagnóstico de cáncer temprano, no se hace por clínica, pues cuando ya se toca un tumor ya se tocó. El diagnóstico precoz se hace indicando exámenes adecuados y realizados con equipos de punta, de últimas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest