La migraña se controla, pero no es posible curarla

Tal vez usted, en algunas ocasiones, después de haber saboreado una deliciosa comida, acompañada de colorantes y salsas, así como degustando un delicioso vino tinto o cualquier otro licor, además de un chocolate, de repente ha llegado a ver estrellas, luces o chispas, como si tuviera algo que va creciendo en la vista y se convierte en una mancha negra que va aumentando de tamaño.

Médicamente, existen varios tipos de migraña. La más frecuente es la común clásica, que avisa con ese tipo de sintomatología, conocida con el nombre de aura visual, tiene una duración de una hora y después se instala el dolor de cabeza.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza, que se llama dolores de cabeza primarios, porque no hay una causa bien establecida. Afecta con más frecuencia a las mujeres, debido a su influencia con la parte hormonal y tiende a aparecer en una edad temprana, tantos en los niños, como en los adolescentes, etapa donde es mucho más frecuente.

Se sospecha que hay migraña se presenta un dolor de cabeza que acostumbra ser unilateral, afecta un lado u otro de la cabeza y tiene un carácter como si estuviera palpitando algo por dentro.

Está asociado al fastidio de la luz, de los ruidos, a las náuseas, vómitos, y en algunos casos pueden detectarse desencadenantes como los alimentos: chocolates, colorantes y bebidas alcohólicas. En algunas mujeres se asocia a la menstruación, a la ovulación o al uso de anticonceptivos.

Si una persona padece al mes, menos de 4 episodios de este tipo de dolor de cabeza, puede manejarlos con analgésicos, pero si éstos son muy frecuentes, incapacitantes, que la persona no puede realizar sus actividades cotidianas, debe ir al médico para que éste le indique medicamentos preventivos para el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest