Té de menta con miel para el dolor de garganta

El té de menta con miel humedece y de manera excelente purifica la garganta combatiendo todos los dolores que se presenten. La  miel que se le agrega a este té  posee propiedades antisépticas y es un relajante y calmante natural, además de que la menta posee propiedades analgésicas.

Los ingredientes con los que está compuesto el té de menta con miel son los siguientes: tallo de menta, dos cucharadas de miel y agua fresca.

La forma de preparación es agregando las hojas del tallo de menta en gran cantidad de agua, y calentar a fuego lento hasta que hierva.  Se cola el té y se le debe agregar la cucharada de miel y se mezcla. Este té debe consumirse tibio o caliente y se puede tomar varias veces al día.

Su capacidad es eficiente y eficaz y esto es debido a su manera para mejorar la digestión, disminuir la inflamación, relajar la mente, curar la mala respiración y aumenta el sistema inmune. Su impacto en el sistema digestivo es positivo, y su base de mentol es lo más importante de su estructura orgánica.

Muchas personas que sufren de insomnio beben sin ningún tipo de problema esta bebida relajante antes de irse a dormir además ayuda a combatir la irritación en los intestinos por lo que es un excelente té para aliviar numerosos problemas.

Beber el té causa sudoración, mientras que el mentol enfría el cuerpo de forma interna liberando el organismo de la fiebre

El té de menta ha sido consumido durante siglos para curar y aminorar una gran variedad de enfermedades digestivas y gastrointestinales. El té de menta se utiliza para mover el gas  acumulado a través del cuerpo, movilizar de forma adecuada el flujo de bilis, de esta forma se aumenta la velocidad y la eficiencia de la digestión produciendo un intestino sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest