¿Moda o riesgo? La normalización de las tallas grandes

Hoy en día la sociedad se ha hecho a la idea de lucir un cuerpo saludable, delgado y escultural, convirtiéndose en una gran obsesión para todos estar delgado(a), pasando a pensar que las personas que sufren de sobrepeso son individuos que deben ser marginados o simplemente no tomados en cuenta.

Es por ello, que ha salido a la luz pública una serie de movimientos en pro de la normalización de las famosas tallas grandes, para así lograr que toda la comunidad que tiene unos cuantos kilos de más, se sientan cómodos consigo mismos, sin tener que padecer de críticas o bullying por su apariencia.

Importante recordar y estar conscientes que las personas que de cierta manera tienden a presentar sobrepeso, pueden sufrir enfermedades severas como es el caso de la diabetes y ataques cardiovasculares.

Sin embargo, la industria de la moda, piensa lo contrario, ya que están introduciendo en el mercado global campañas publicitarias con prendas de ropa llamadas “Tallas Grandes” las cuales están causando efecto en la mayoría de consumidores, llamando la atención cada vez más de personas con sobrepeso.

Con este tipo de incentivo indirecto a no ejercitarse, no alimentarse adecuadamente y a tener un estilo de vida saludable, la industria de la moda, haría más sedentarias a las personas de talla grande, ya que es un gran golpe psicológico a favor de la obesidad.

Al formar parte del gran boom de la costura y la moda, las personas de tallas grandes psicológicamente no se sentirán excluidas de una sociedad que las criticaba por lucir figuras redondas o sin forma, sino más bien serán aceptadas por el único interés de una casa de modas de acrecentar sus activos económicos.

No todo es color de rosas, tal como reza el famoso dicho, ya que centrarse en lograr una figura esbelta, también representa peligro para el individuo, ya que le facilitaría caer en una obsesión por su físico y es propenso a padecer de vigorexia, bulimia o la muy conocida anorexia.

Algo que es realmente alarmante a nivel mundial, es que, según la organización mundial de la salud, refleja en sus últimos estudios que la obesidad está ganando terreno en la mayoría de personas adultas y estos a su vez influyen en los desórdenes alimenticios de los más chicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest