El estrés causa fundamental de obesidad en la sociedad

Para muchas personas, engordar solo implica un desorden alimenticio, que conlleva al aumento considerado de masa corporal, la cual hace que el individuo aumente de peso y tallas rápidamente descuidando su salud al menos en un cien por ciento.

El estrés es uno de los principales factores donde radica en mayor parte el problema de la obesidad en el mundo, ya que el 75% de los individuos padece de esta enfermedad que día a día consume a más gente, ya sea en sus trabajos, instituciones académicas, hogares, relaciones amorosas, etc.

Sufrir de este terrible mal, causa para muchos, ansiedad por estar ingiriendo alimentos en cada momento, comidas que no son saludables, altas en grasas o azúcar, que a la postre les estaría suministrando a su figura tallas de más a un ritmo acelerado con la ayuda de la liberación de cortisol en el organismo.

Cortisol, es una hormona que es liberada en el organismo provocada por una reacción en cadena gracias al estrés, la misma está relacionada con la acumulación de grasa corporal, y por ende la persona tiende a ser perezosa, evitando en todo momento el ejercicio diario aunado a una dieta balanceada.

El estrés afecta de tal manera el buen funcionamiento del organismo humano, que desencadena una serie de desórdenes que van en detrimento de una vida saludable, la mala alimentación, el insomnio, el sedentarismo, son los principales factores para que el individuo tienda a padecer de obesidad.

Para combatir este padecimiento y reducir en un gran porcentaje las hormonas que producen el estrés, se recomienda la ingesta controlada y en pocas cantidades de cacao o en su defecto chocolate amargo / negro, ya que este snack contiene magnesio que ayuda en gran proporción a la eliminación de la fatiga.

En el mismo orden de ideas, el metabolismo lento es otro de los factores fundamentales para el aumento de peso en las personas, esto causa más ansiedad producida por nuestro cerebro, quien nos hace consumir en grandes cantidades cualquier clase de alimentos que aportan en su totalidad grasas saturadas.

Vive saludable, ejercítate, evita consumir carbohidratos, duerme al menos ocho horas diarias, consume abundante agua durante el día, ingiere alimentos ricos en proteínas, calcio, hierro, magnesio y combínalos con toda clase de verduras que aportan gran cantidad de antioxidantes a tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest