Medicina natural para el cáncer como alternativa

La aplicación de la medicina natural para el cáncer está tomando auge en gran parte del mundo, para ayudar a combatir esta enfermedad y brindar esperanzas a los pacientes oncológicos, quienes día a día, se suman a esta propuesta interesante y novedosa, surgida en Europa y que comienza a expandirse por el resto del planeta.

Estadísticamente, de cada cuatro personas enfermas, -con cualquier patología-, optan por tomar medicinas alternativas a los fármacos químicos y superar la dificultad que pudieran tener. Algunos han tenido éxito, otros no tanto, ya que muchas veces se comete el error de automedicarse sin consultar a algún experto.

Aún así, en los Países Bajos, por poner un ejemplo, la medicina natural tiene mucha importancia, ya que cerca de la mitad de los galenos recomiendan a sus pacientes tomar medicina natural para aliviar sus patologías.

La medicina natural para el cáncer también es tomada en cuenta, y aunque se sabe por ahora que no pueden curar completamente la enfermedad, ayudan de grata manera para superarla y mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

Nada de otro mundo

Quizás algunos pacientes de cáncer pudieran sentirse contrariados al oír que pueden tratarse con medicina natural, es decir, con algún tratamiento que no le es familiar, sin embargo, deben saber que los nombres de sus tratamientos son tan comunes, que incluso, los puede tener todos los días en su cocina, sin saberlo.

Así las cosas, los pacientes con cáncer pueden incluir en sus tratamientos el uso de manzanilla, ajo, el té verde, la soya, la moringa y el aloe, para aliviar los síntomas causados por la enfermedad y para ayudar a combatirlo.

Otras opciones

La técnica de la acupuntura, muy usada en los países orientales, ha tomado fuerza hacia Occidente, donde se ha reconocido el equilibrio del flujo energético que puede aportar la estimulación con agujas en distintos puntos de la piel del cuerpo en el paciente.

En el caso de las personas con cáncer, esta alternativa es viable para reducir e incluso evitar, los vómitos causados por la quimioterapia, además que sirve también para disminuir el dolor y reforzar las defensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest