Fuente de vida los remedios de la abuela

Con el paso de los años y el avance de la ciencia, son muchos los remedios de la abuela que han quedado solo en el recuerdo, pero que al ponerlos en práctica notamos que realmente ayudan en el alivio de ciertas dolencias sin necesidad de acudir a los medicamentos.

Los remedios de la abuela no solo sirven para aliviar los síntomas sino muchas veces para curar las enfermedades y como una herencia sagrada los datos se pasan de generación en generación y quienes saben apreciarlos tienen en ellos toda una fuente de vida y salud.

remedios de la abuela

Remedios de la abuela fáciles y efectivos

  1. El té de manzanilla, bueno para todo: este magnífico té alivia el dolor de barriga, la inflamación de garganta, aclara la voz  y ayuda a combatir el estrés.
  2. El agua de perejil para el estreñimiento: la cocción de una hojitas de perejil ayudarán a disipar este problema digestivo
  3. Miel y limón para la tos: para una irritante tos, la abuelita recomienda mezclar miel y limón en una taza de agua caliente, la mágica unión de estos ingredientes calmarán este molesto síntoma.
  4. La infaltable sopa de pollo: para calmar el malestar de resfriado, la abuela recomienda tomar sopa de pollo bien caliente, sus propiedades antiinflamatorias ayudarán a reducir los síntomas, además ayuda a la hidratación y reanima al enfermo.
  5. El té de menta multipropósito: otra planta muy comedida es la menta, consentida de la abuela es recomendada para calmar dolores menstruales o de estómago, si las náuseas se presentan esta bebida caliente calmará el malestar, tranquiliza la ansiedad y da abrigo en las noches frías.

Estos son algunos de los remedios recomendados por la abuela y que hasta la fecha siguen cumpliendo su cometido de aliviar o curar los malestares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest