Productos y sus etiquetas, ¿Qué realmente ingerimos?

Somos lo que comemos. Pero sabemos realmente qué es lo que nos alimenta? Al adquirir productos nos dejamos llevar en la mayoría de las ocasiones por el nombre y la promoción mágica de cien por ciento cero grasas, sin informarnos bien ni leer la etiqueta que identifica ingredientes y contenido calórico.

Las empresas de alimentos nos presentan una extensa clasificación de productos,  con  diferentes calificativos comerciales dirigidos a un público que quiere alimentarse bien, pero que no sabe que está comiendo.

En los mostradores se observan suministros  clasificados en: bío, light, bajo o  superior en grasas, fuente de fibra, descremados,  sin azúcar o colorante,  un mundo de diversidad que hace a veces es difícil definir qué es lo que estamos buscando.

Entender bien los aportes de los víveres no es tarea fácil, pero es necesario conocer las propiedades  y beneficios de lo que comemos.  A continuación algunos de los principales alimentos que llevamos a casa y su lectura de etiqueta.

Víveres sin azúcar

Si requieres de alimentos sin azúcar: el producto no debe contener una cantidad superior a los 0,5g de azúcares por cada 100g ó 100ml.

Grasas

Los alimentos bajo en grasas deben marcar en ácidos grasos saturados y de ácidos grasos trans una cantidad menor a 1,5g por cada 100g o a 0,75 g por cada 100 ml.

Atención con la sal

Para que el alimento sea completamente sano, no puede tener más de 0,12 g de sodio, por cada 100g ó 100 ml.

Proteínas

El valor energético debe estar por encima del 12% con un contenido mínimo de 3g de fibra por cada 100 g ó 1,5g.

Lo importante al momento de comprar los víveres es revisar con atención las etiquetas y valorar el aporte energético a la dieta diaria. Teniendo en cuenta que de allí dependerá el peso y la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest