¿Consumir o evitar los carbohidratos en la noche?

Siempre se ha hablado del problema que puede ser la pérdida de peso, especialmente si se comen carbohidratos y frutas en la noche, hay creencias de que si se ingieren a esa hora, durante el sueño no se usan y se transforman en grasa. La verdad es que genera el aumento de metabolismo, sube la insulina, reduce el uso de las grasas, aumenta las hormonas tiroideas, entre otros elementos.

¿Se puede comer fruta en la noche?

Las frutas tienen glucosa y fructosa, esta última no aumenta la insulina, va al hígado y se acumula en forma de glucógeno o se usa en la síntesis de los triglicéridos. En las dietas con consumo normal de carbohidratos, las reservas de glucógeno muy pocas veces están llenas, si durante el día se han ingerido pocos carbohidratos, el hecho de que se coma 2 frutas en la cena, no genera la acumulación de grasa.

carbohidratos en la noche

¿Se puede comer carbohidratos en la noche?

Para saberlo es necesario conocer los ritmos circadianos, conocidos como el reloj biológico, es decir las oscilaciones hormonales y metabólicas que se dan durante el día. Se trata de mensajes que envían al cerebro e influyen en el gasto de energía, la sensibilidad a la insulina y el descanso.

En cuanto a su relación con la nutrición, estos ritmos funcionan como el reloj biológico de las 24 horas, en la mañana se busca energía y en la noche se tiene más sueño. Quiere decir, en la mañana la testosterona y cortisol son altos y en la noche está alta la melatonina.

Cuando el alimento se ingiere en las horas óptimas del día, los relojes del cuerpo en todas las células fuera del cerebro hacen sincronización con el reloj central en el cerebro. El consumo de carbohidratos en la noche genera más oxidación de las reservas de grasa en el día, incrementa la sensación de saciedad, mejora sensibilidad a insulina y disminuye la grelina.

Carbohidratos y deportistas

Cabe destacar, si los deportistas no comen carbohidratos en el día, los músculos tienen más sensibilidad a la insulina, al final del entrenamiento, los músculos absorben casi toda la glucosa y suben los niveles de glucógeno muscular.

Igualmente, los ritmos circadianos regulan la sensibilidad a la insulina, genera más sensibilidad a la glucosa en la mañana y menos en la noche, pero si se entrena a las 6 de la tarde, hay más sensibilidad en la noche que en la mañana.

También influyen en el metabolismo, si se cena carbohidratos el cuerpo usa la grasa como fuente de energía durante el sueño. Ahora bien, si se consumen todos los carbohidratos en la cena, la glucosa es la fuente de energía pero el cuerpo usará la grasa en el día. El problema es el consumo de carbohidratos tanto de día como de noche.

En resumen, comer carbohidratos y frutas en la noche puede ser dañino para perder grasa, pero una herramienta para quienes entrenan en la noche. De esta forma, la recomendación es adaptar la dieta al estilo de vida y hacer una correcta elección de macronutrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest