Cómo se produce la deglución normal de los alimentos

La deglución es básicamente la función del organismo de tragar saliva o los alimentos por vía oral; es un proceso reflejo inicialmente voluntario donde intervienen los órganos ubicados entre la boca y el estómago.

En este proceso intervienen tanto la boca, la faringe, el esófago como el estómago y se realiza por un acto reflejo que logra mantener en la boca y la faringe una cierta humedad de manera permanente ya que se traga saliva de manera automática y drena las secreciones nasales y mantiene una presión de equilibrio en los tímpanos.

Papel de la deglución en la alimentación

La finalidad de la deglución voluntaria es permitir la ingestión de los alimentos y asegurar que el organismo se mantenga nutrido, para lo cual se efectúa una coordinación entre el aparato respiratorio y el digestivo, con el fin de asegurar la absorción de los alimentos y prevenir que se produzca una aspiración de la comida por la vía aérea.

Los objetivos fundamentales de la deglución son la eficacia para que se puedan cubrir los requerimientos nutricionales y la seguridad para evitar que se presenten complicaciones en la respiración, que pueden presentarse en personas que padecen de enfermedad cerebral.

En la deglución participa la cavidad oral con los labios, dientes, el paladar duro y el blando; así como la mandíbula, el suelo de la boca y los pilares del paladar. También, intervienen la faringe, el esófago y la laringe, ya que impide que el alimento entre en la vía aérea mientras se deglute.

deglución

Fases de la deglución normal de la comida

En cuantos a las fases de la deglución se pueden enumerar la oral, la faríngea y la esofágica. Siendo la primera una fase preparatoria en la que el alimento es manipulado para lograr una consistencia adecuada para poder realizar la deglución y también, expulsiva porque luego de que se logra hacer el bolo alimenticio este es empujado.

La fase preparatoria incluye la salivación, masticación, sellado labial y transporte oral. Se coordinan movimientos entre la mandíbula y el maxilar para abrir la boca, mover los labios, la lengua, las mejillas y el paladar blanco que se mueve hacia abajo y delante hacia la base de la lengua para impedir que pase rápidamente el alimento a la faringe.

Mientras que en la fase expulsiva el bolo alimenticio es recogido por la lengua al elevarse para presionarlo hacia atrás contra el paladar duro y finaliza cuando se produce el reflejo deglutorio, que normalmente dura entre uno y uno y medio segundo.

La fase faríngea inicia al culminar el reflejo deglutorio al pasar el bolo por la faringe y se cumplen algunos pasos, iniciando con el cierre del paladar que sube para evitar la entrada de alimento por la nariz. Al igual, el cierre laríngeo que protege la vía respiratoria al bajar la epiglotis.

También, se eleva y desplaza la laringe en su parte anterior para asegurar la tráquea lo que se conoce como peristaltismo faríngeo y se presenta la relajación del esfínter esofágico superior lo que permite que el bolo descienda de la faringe al esófago y al final, la fase esofágica donde el bolo pasa desde la faringe por el esófago al estómago.

En la web definicionde.org/deglución/ se puede encontrar información actualizada de gran relevancia sobre la deglución y otros temas de gran interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest