¿Qué  ocurre al comer un ajo al día?

En la preparación de alimentos, el ajo es muy utilizado por su sabor característico y agradable que a muchas personas les encanta. Utilizado en forma  desintegrada, cortada fina para adobar carnes tanto rojas como blancas, incluso, como base para algunas salsas como aperitivos de entrada, en panes y comidas; realza el sabor y la variedad de experiencias al degustar las comidas.

Pero no solamente, a nivel gastronómico es que posee sus beneficios. En lo que a salud compete, posee grandes propiedades curativas y de prevención de enfermedades, que al consumir un diente de ajo diariamente, provee al cuerpo una variedad de protecciones y mejoras que harán que sea incluido dentro del consumo diario, por supuesto, el aliento que deja es otro tema.

Entre los beneficios a la salud, se le atribuyen las propiedades anticoagulantes por la cantidad de vitamina B que posee, lo que ayuda a mejorar la circulación de la sangre y mejora el excelente funcionamiento de los órganos que contribuyen al recorrido de la sangre como el corazón, los riñones y el hígado.

El corazón, siendo uno de los principales órganos vitales del cuerpo, es protegido por el consumo del ajo, al ayudar en la disminución del colesterol malo, lo que mejora el sistema cardiovascular. Además, permite también el cuidado de la piel, al renovar y proteger su textura y mejorar su apariencia, esto por sus propiedades antioxidantes.

Al masticar un diente de ajo diariamente y preferiblemente en ayunas, se le atribuyen propiedades curativas y prevención como ayudar al sistema inmunológico, acelerador de la cicatrización de pequeñas infecciones, antibiótico natural  y colabora en la disminución de los resfriados.

Entre otros beneficios que se obtienen al consumir un diente de ajo, se tiene su poder antiinflamatorio cuya causa sea posiblemente por un mal funcionamiento del hígado, al afectar y observarse cierta inflamación en algunas partes de la cara. También, la palidez que produce la anemia, puede ser combatida y disminuida con el consumo del ajo.

En fin, son innumerables los beneficios a la salud que posee el consumo diario de un diente de ajo, dado que es un producto natural, que muy fácilmente  se consigue en el mercado y es bastante económico, puede estar en la alacena o nevera de la casa como parte de botiquín de alimentos de poder curativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest