Fitness, más que un estilo de vida

El fitness es uno de los temas más populares en la actualidad, representa un mundo donde muchos quieren estar inmersos pues es visto como sinónimo de bienestar y un cuerpo ideal. Ahora bien, el fitness se refiere al buen estado de salud en general y también a la capacidad de realizar actividades físicas en conjunto con una nutrición adecuada.

Asimismo, hay diversos modelos, técnicas y estilos de ejercicios que se han desarrollado y también adoptado dentro del fitness, una de las más recientes es el entrenamiento funcional y cada vez son más quienes apuestan por él.

¿Qué es el entrenamiento funcional?

Se trata del entrenamiento a través de la adaptación de movimientos cotidianos, donde los ejercicios implican grupos o cadenas de músculos y no solo un músculo aislado. A través de un progreso gradual de fuerza y resistencia, con el total respeto al movimiento natural del cuerpo, así que no compromete las extremidades y la columna vertebral.

El entrenamiento funcional permite esculpir el cuerpo y lograr un verdadero estado fit, respetando la constitución física de cada deportista. Siempre busca llegar a la mayor potencia de la persona por medio de programas de 30 minutos como máximo. Además se pueden usar objetos tradicionales y también superficies inestables como los balones medicinales, fitball, mini trampolines, bosu, entre otros.

Este tipo de entrenamiento es muy beneficioso, ya que fortalece y tonifica los músculos y permite realizar movimientos seguros y eficientes evitando lesiones, por ejemplo favorece la buena postura previniendo problemas lumbares y promueve la recuperación luego de una lesión.

Incluso, ayuda a mejorar los movimientos de otras actividades y deportes. En suma, mejora la flexibilidad, movilidad, equilibrio y desarrolla masa muscular, también genera mayor combustión de grasa debido a los intervalos cortos e intensos. Permite lograr mejores resultados en menos tiempo, a diferencia de otros entrenamientos que sugieren 90 minutos de ejecución.

Resulta divertido porque se pueden realizar varios movimientos y utilizar distintos materiales, hasta se puede entrenar en grupo. Cabe destacar, el entrenamiento funcional puede ser realizado por cualquier persona, con la adaptación a sus necesidades y objetivos particulares. Cuando se desarrolla un entrenamiento periódico y la adecuada nutrición deportiva los beneficios son rápidos.

¿De qué se trata la nutrición deportiva?

Esta consiste en una guía de alimentación para los deportistas y atletas, se basa principalmente en el consumo de carbohidratos, proteínas y líquidos, para mejorar el desempeño y rendimiento durante el entrenamiento, así como optimizar los resultados y lograr una recuperación más rápida.

Es importante resaltar, cuando la alimentación no es correcta, no se obtienen las calorías necesarias que sirven como combustible y esto se deriva en la posible pérdida de masa muscular, así como el riesgo de sufrir lesiones y enfermedades, debido al desequilibrio de energía, exactamente la cantidad que se ingiere en comparación con la que se gasta.

La nutrición deportiva se debe ajustar según el sexo, edad, constitución corporal y el ejercicio físico, es decir, su frecuencia e intensidad. En síntesis, la alimentación es similar a la de las personas que no realizan entrenamientos, pero se modifican las cantidades y la frecuencia del consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest