El olor corporal puede alertar problemas de salud

En muchas ocasiones es normal sentir ciertos olores incómodos y desagradables, estos pueden ser causa de la sudoración o el consumo de ciertos alimentos. Sin embargo, en muchas otras situaciones, estos hedores son una señal o síntoma de que hay algún problema en el cuerpo, pueden ser alerta de que se está desarrollando alguna enfermedad.

Incluso, hay enfermedades o padecimientos que generan olores específicos, es preciso reconocerlos para tomar las medidas necesarias y así combatir su origen y recuperar la salud. Algunos de estos son:

  • Olor desagradable en los pies: este puede ser por el pie de atleta, es decir, la presencia de hongos y bacterias que hacen que la piel se torne roja, seca y escamosa, incluso se puede propagar al resto del cuerpo.
  • Heces muy olorosas: en muchos casos se debe a la intolerancia a la lactosa, el intestino delgado no produce lactasa que es necesaria para digerir la lactosa, así que la lleva directamente al colon y allí se fermenta, produciendo el típico olor, gases, inflamación, náuseas y cólicos.
  • Orina con olor intenso: la razón puede ser una infección urinaria, pues las bacterias entran al tracto urinario y a la uretra y se multiplican en la vejiga.
  • Mal aliento: una de las causas puede ser la apnea del sueño, especialmente si la halitosis se presenta en la mañana, a pesar del cepillado. Sucede porque se detiene la respiración durante el descanso, esto genera resequedad en la boca, las bacterias proliferan y provocan el mal aliento.
  • Aliento a frutas: aunque parezca sorprendente, puede ser por diabetes. Se denomina cetoacidosis diabética y se da cuando hay bajos niveles de insulina y altos de azúcar, el cuerpo no tiene la energía necesaria, así que usa los ácidos grasos y se acumulan químicos en la sangre que dejan ese aroma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest