Remedios naturales para bajar la fiebre

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal y es un síntoma común cuando se está desarrollando algún tipo de infección. Una vez se presente es preciso bajarla para poder continuar con el tratamiento correspondiente al padecimiento, pues podría ser realmente peligrosa.

Ahora bien, en algunos casos la reducción de la fiebre parece un tanto compleja, tanto en niños como en adultos, pero siempre se puede recurrir a ciertas recomendaciones y a los remedios naturales, los cuales son una de las mejores y más efectivas opciones.

¿Qué hacer para bajar la fiebre en adultos?

Cuando se trata de qué hacer para bajar la fiebre en adultos, hay un conjunto de pasos de gran simplicidad, de forma rápida y segura logran su objetivo, estos son:

  • Beber mucha agua, 2 litros diarios y a temperatura ambiente o ligeramente fría.
  • Tener reposo, para no forzar el organismo.
  • No usar tantos abrigos, tampoco conviene arroparse o cubrirse en exceso.
  • Tomar un baño con agua templada, mientras la temperatura del agua desciende poco a poco, de igual forma hace la fiebre, pero el agua no debe estar muy fría, pues no conviene un descenso apresurado.
  • Usar calcetines húmedos, se recomienda especialmente durante la noche, deben ser preferiblemente de algodón y largos para que cubran los tobillos. Mojar los calcetines con agua fría, retirar el exceso de líquido y ponerlos. Luego poner sobre ellos otros calcetines de lana y cubrir el resto del cuerpo con una manta.
  • Compresas, consiste en remojar en agua fría 1 o 2 toallas de mano, doblarlas a lo largo y con ellas envolver el cuello, la cabeza, la frente o los tobillos y muñecas, pero no se deben usar en dos partes del cuerpo al mismo tiempo.
  • Estar en un lugar fresco, pero es preciso evitar por completo las corrientes fuertes de aire.

¿Cómo bajar la calentura en niños?

Cuando los niños presentan calentura puede ser peligroso, ya que puede provocar otras complicaciones, así que es preciso tomar las medidas pertinentes para reducirla. A continuación, algunos remedios caseros para la fiebre en niños.

  • Vestir al niño con ropa ligera y cuidar que descanse en una habitación fresca.
  • Suministrar abundante líquido, para evitar que su cuerpo sufra deshidratación. Se recomienda el agua, zumo de limón con miel y jugos de frutas, pues contribuyen con energía, también helados, yogur y gelatina.
  • Bañarlos con agua templada, pero asegurándose que la temperatura no sea muy alta, pues el choque podría ser contraproducente.
  • Aplicar compresas con toallas húmedas en la frente, cuello y tobillos, también se pueden humedecer con vinagre y aplicar en las pantorrillas, pues este ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y así la sangre fluye, eliminando el calor en la zona más lejana a la cabeza.
  • También conviene que estén en reposo o actividades tranquilas.
  • Poner rodajas de patata cruda en la planta de los pies, puede ser dentro de los calcetines, estas ayudan a refrescar, una vez se calienten cambiar.
  • Otra respuesta a qué es bueno para la calentura, es suministrar infusiones, puede ser de girasol, se trata de hervir agua y luego añadir pétalos secos, dejar reposar durante unos minutos y luego agregar un poco de miel para dar un mejor sabor, se debe suministrar entre 2 y 3 cucharadas cada 8 horas. También té de pasas, se prepara con 7 tazas de agua y 1 de pasas, se ponen a hervir y luego se cuela el líquido, tomar poco a poco.

¿Cómo bajar la fiebre en un adulto con remedios caseros?

La fiebre además de ser un mecanismo de defensa natural del cuerpo y alertar la presencia de algún tipo de infección, puede ser muy incómoda, pero se puede bajar con estos remedios naturales que también funcionan como remedios caseros para la fiebre interna.

  • Infusión de raíz de jengibre y limón: este es uno de los remedios caseros para la fiebre y dolor de garganta, pues combate los virus y bacterias. Consiste en hervir una cucharada de raíz de jengibre en una taza de agua, luego de 1 minuto se mezcla con el zumo de limón y 1 cucharada de miel.
  • Infusión de uña de gato: se debe hervir la planta en un poco de agua y se puede endulzar con miel, se recomiendan 3 tazas diarias.
  • Infusión de canela: esta es incluso muy buena para los niños, gracias a su agradable sabor. Se debe hervir 1 rama o una cucharada, si es en polvo.
  • Té de salvia: en una taza de agua hirviendo añadir algunas hojas, dejar reposar por 10 minutos y beber.
  • Té de lechuga: esta ayuda a la hidratación, se prepara hirviendo 1 litro de agua y se añade una lechuga, se deja 15 minutos, se cuela y está lista para consumir, pero no se puede dejar que enfríe. Cabe destacar, la lechuga ayuda al sueño y a la relajación, así que puede funcionar como uno de los remedios caseros para la fiebre y dolor de cabeza.
  • Agua de manzanas: se requiere hervir 3 manzanas con bastante agua, cuando se ablanden y se hagan puré, se emplea ese líquido que se puede endulzar con un poco de miel.
  • La infusión de albahaca: también es muy efectiva, el sauco, la matricaria, el hinojo y la milenrama son otras de las plantas excelentes para disminuir la fiebre.

¿Cómo bajar la fiebre en un niño de 2 años y medio?

Cuando un niño pequeño tiene alta temperatura, es porque su sistema inmunológico está actuando, pero antes de medicar, es preciso determinar cuáles son las razones que la producen y es a partir de los 38°C cuando se considera fiebre, allí es donde es preciso actuar.

Para los niños de 2 años y medio igualmente funcionan las compresas, el baño, la hidratación, la ropa ligera y las anteriores recomendaciones. Pero conviene destacar, que el alcohol para bajar la fiebre no es recomendable en ningún caso, aunque antes se usaba para este fin, se ha comprobado que es muy peligroso, puede provocar intoxicación, problemas cardiacos y neurológicos y hasta estado de coma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest