El camino hacia una buena alimentación

Los profesionales de la salud hacen casi una labor de apostolado para lograr que sus pacientes mantengan y recuperen la salud a través de la alimentación. Todas las indicaciones de medicamentos, suplementos, terapias, técnicas e instrumentos de apoyo, van acompañadas de tres consejos básicos: llevar una alimentación sana, hacer ejercicio y beber suficiente agua.

Muchas veces se toma conciencia de la importancia de estos tres aspectos un poco tarde: cuando aparecen las enfermedades. Por eso, siempre será útil leer, escuchar y comentar opiniones y consejos que motiven para  lograr una mejora en los hábitos alimenticios y por ende en la salud.

Una reflexión importante al respecto es asumir que no se debe comer para saciar el hambre, se debe comer para alimentarse.  En los apuros de la vida diaria, parece a veces que alimentarse es una pérdida de tiempo, porque siempre hay algo más que hacer. Entonces es muy fácil “comerse cualquier cosa” y seguir. Nada más  necesario que cambiar este orden de prioridades.

Lo primero es darse el tiempo, para preparar los alimentos y para comerlos. Si se come en casa, darse el tiempo de buscar alternativas sanas y sabrosas, ¡vaya que las hay!.  Luego, sentarse a compartir con la familia al menos una comida en el día, será de bienestar para todos.

Si se debe comer frecuentemente fuera de casa, es posible buscar opciones que ofrezcan menús equilibrados, bajos en grasas, con preparaciones naturales. Resistirse más a las comidas grasosas o muy condimentadas y regalarse más bien salud al seleccionar ensaladas, recetas  integrales o tal vez sustituir bebidas carbonatadas por jugos naturales.

Puede parecer horroroso y aburrido, pero,  es posible lograrlo. Se trata de inclinar la balanza a favor del organismo.  Comer equilibradamente hoy, intentarlo de nuevo mañana, un tercer día… Tal vez el día cuatro pueda permitirse trasgredir la norma, pero al día siguiente “encarrilase” otra vez.  Ese puede ser un buen comienzo, y así con el ejercicio. El tiempo y la perseverancia darán resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest