Enfermedades de las mujeres

Existen muchas enfermedades, desde las más simples hasta las más complejas, pero parte de ellas solo afectan a la población femenina, así que es preciso conocerlas para evitarlas y mantener el mejor estado de salud. Una de ellas es la que tiene que ver con la tiroides, esta tiene una función esencial.

Tiroides función y hormonas que produce

La tiroides es una glándula endocrina que se encuentra en el cuello, justo delante de los primeros cartílagos de la tráquea. Su función es secretar las hormonas tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3), las cuales están compuestas por yodo y participan en todas las funciones del cuerpo, las activan y permiten mantener el ritmo vital.

Es decir, que regulan todo el ciclo, por ejemplo, la producción de proteínas, el nivel de oxígeno y de calcio, las funciones metabólicas, entre otros. Ahora bien, cuando hay alteraciones se presenta la tiroides hipertiroidismo, que se trata de la hiperactividad en la glándula, se puede generar por problemas en el sistema inmunológico o la carencia de yodo.

En cuanto a los tiroides síntomas en mujeres son la pérdida de peso sin razón aparente, el aumento de la transpiración, sensibilidad en la piel y cabello, debilidad, insomnio, nerviosismo e irritabilidad, ataques de pánico, necesidad de ir al baño con más frecuencia, menor cantidad de flujo menstrual, aumento de pulsaciones y presión arterial.

Cabe destacar, que el hipertiroidismo también afecta a la población masculina, pero es más común en las mujeres. Para controlar esta enfermedad es preciso acudir al especialista para que recomiende la medicación adecuada.

Enfermedades urológicas más comunes

Por otro lado, las enfermedades urológicas también son de los problemas de salud más comunes, tanto en mujeres y hombres, estos afectan las funciones urinarias, es decir su procesamiento y expulsión del cuerpo.

Entre estas patologías destacan la cistitis, uretritis, quistes renales, criptorquidia, cáncer de riñón y de vejiga, enuresis, disfunción eréctil, infertilidad, infección de orina, insuficiencia renal crónica, entre otros.

Ahora bien, las enfermedades urológicas femeninas son la incontinencia, que se trata de la pérdida de control sobre la vejiga, así que se sufre la liberación no deseada de la orina, convirtiéndose en un problema bastante incómodo. Puede ser provocado por el embarazo y el parto, la diabetes, infecciones en el tracto urinario, esclerosis múltiple, debilidad en los músculos del esfínter, entre otros.

Las infecciones también son comunes, surgen cuando bacterias o virus se alojan en el tracto urinario y son más frecuentes en las mujeres, aunque los antibióticos pueden solucionarlo rápidamente.

En suma, los cálculos renales que se forman cuando en la orina hay cristales, estos cálculos o piedras van desde los riñones hasta el uréter y pueden bloquear el flujo de la orina provocando un dolor intenso.

Es importante resaltar, es posible evitar este tipo de enfermedades, se trata de cuidar la hidratación a través del consumo de abundante agua o jugos naturales, regular la cantidad de sal y cafeína, no fumar, mantener el peso adecuado y hacer actividad física, en especial ejercicios que fortalezcan la zona pélvica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest