Lo vegano no es siempre tan saludable

En los últimos años la alimentación saludable ha tomado un auge sin precedentes en el mundo, cada día son cientos de personas los que por alguna u otra razón deciden convertirse en veganos. En base a esto la industria alimenticia ha debido reinventarse para seguir siendo atractiva.

Pero, como no todo lo que brilla es oro, muchos de estos alimentos que son comercializados y ofrecidos como veganos contienen grandes cantidades de conservantes que automáticamente los convierten en poco saludables.

Seas vegano o no, incluso si no tienes un régimen alimenticio definido o estricto, es importante destacar que los alimentos procesados o prefabricados no son tan recomendables, por lo que es bueno no abusar en su consumo. Alimentos procesados se traducen en altas cifras de obesidad.

Y aunque muchos no lo crean, también existen las personas veganas obesas, pero esto no quiere decir que sea culpa de su decisión de convertirse al veganismo, por el contrario, una dieta bien estructurada puede traer resultados increíbles con el aumento de productos vegetales y el hecho de no consumir carne.

El problema radica en como cualquier persona, los veganos caen en el error de consumir productos de “marcas reconocidas” que son altamente procesados. Tal vez sea por las alternativas veganas de alimentos tradicionales como queso o jamón, incluso salchichas y hamburguesas.

El consumo en exceso de estos productos conlleva a aumentos de peso, esto debido a sus altos contenidos en hidratos de carbono y que no aportan en la mayoría de los casos la cantidad de nutrientes como otros vegetales, incluso los menos procesados.

Entre los productos veganos no tan saludables podemos resaltar, las alternativas de queso ya sea de untar o para picar, como el queso azul, las hamburguesas vegetales, entre muchos otros, pues el ingrediente principal de todos estos es el aceite.

En conclusión podemos decir que seas vegano o no, independientemente del régimen alimenticio que lleves, la mejor alternativa siempre será lo natural, alimentos frescos y poco procesados y si no tienes otra alternativa, leer la composición y los ingredientes de lo que compras te ayudará a saber que le estás dando a tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest