Beneficios de hacer ejercicios al aire libre

El ejercicio es vital para el correcto funcionamiento del organismo y mantener el mejor estado de salud, pero conviene salir de los ambientes cerrados para entrenar en espacios al aire libre, ya que estos representan un conjunto de beneficios mayores a los que se generan en un gimnasio.

Al respecto, hay un menor riesgo de enfermedades mentales, ya que se reciben estímulos positivos, esto también genera una menor sensación de fatiga y es posible hacer más ejercicio, incluso mejora el estado de ánimo y la autoestima.

Asimismo, la presión arterial vuelve a valores basales más rápido, se respira aire puro, se recibe vitamina D del sol y se gastan más calorías debido a las irregularidades del terreno y a la resistencia al viento, entre otros factores.

Por otro lado, es importante garantizar un correcto entrenamiento y la alimentación tiene un gran impacto en esto, es precisa la ingesta de carbohidratos, pero antes se deben conocer cuáles son los indicados y cuáles no lo son.

Diferencia entre carbohidratos buenos y malos

Los carbohidratos buenos son los que aportan energía para entrenar y mejoran la recuperación posterior, benefician los músculos, proporcionan nutrientes, vitaminas, minerales, fibra y tienen bajas calorías, además que generan sensación de saciedad.

En cuanto a qué carbohidratos son buenos para entrenar, destacan las legumbres, las frutas, el arroz integral, la avena, pan y pasta integral, patatas, yogur bajo en grasa, quinoa, barras energéticas y las bebidas deportivas.

Los carbohidratos malos son los alimentos procesados que contienen mucha azúcar, grasas y solo contribuyen al aumento de peso, incluso elevan el riesgo de sufrir enfermedades como el sobrepeso, colesterol alto, diabetes y presión arterial alta. Se trata de alimentos como tortas, dulces, conservas, gaseosas y jugos pasteurizados.

Entre otras cosas, cuando se hace ejercicio físico es importante cuidar cada aspecto con el fin de evitar problemas o complicaciones, la cuperosis rosácea es una de las enfermedades que se vincula con el entrenamiento.

Cuperosis rosácea

La cuperosis rosácea consiste en una dermatosis inflamatoria crónica, que se genera en la zona central del rostro, se caracteriza por enrojecimientos y la visibilidad de los vasos sanguíneos, ya que estos se dilatan. Además se produce la aparición de pápulas y pústulas, es por esto que la rosácea también se considera como un tipo de acné.

Ahora bien, esta enfermedad se puede producir por reacciones de la piel ante agentes externos, por ejemplo las variaciones drásticas de temperatura. En este sentido, es recomendable apostar por ejercicios que no requieran tanto esfuerzo y hacerlo en espacios frescos, algunas opciones son hacer caminatas en la montaña, practicar yoga en el parque y andar en bicicleta.

En cuanto a cómo prevenir esta enfermedad, existen algunos cuperosis remedios naturales, se trata de mascarillas o productos que se aplican directamente sobre la piel como el aloe vera, el vinagre de sidra de manzana, el aceite de oliva, la manzanilla, entre otros. Pero antes es preciso consultar con el médico para que recomiende el más apropiado según las características particulares de cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest