Remedios a base de ajo, eficaces para limpiar los pulmones

Desde épocas memorables se ha reconocido que el ajo posee un poder curativo y fortificante muy eficaz, usando tanto el ajo como su jugo. Es reconocido como un elemento natural con muchas cualidades medicinales que alivian diversas afecciones.

Todos los efectos que aporta a la salud, se adjudican al compuesto de azufre que se origina al momento de picarlo, machacarlo, masticarlo. Dicho compuesto es conocido como alcina y es el responsable del peculiar olor que posee el ajo.

Consumir ajo crudo, aporta nutrientes esenciales que estimulan la limpieza de los pulmones y otros órganos purificadores del cuerpo humano, dado que el ajo contiene una cantidad importante de antioxidantes, vitaminas y minerales, que contribuyen a detener el daño que causan los radicales libres del ambiente a nuestro organismo.

Entre otras de las tantas propiedades del ajo esta su potente acción antibiótica, que intervienen en la eliminación de microorganismos, bacterias y virus, que causan el desagradable resfriado y otras afecciones directamente relacionadas con el sistema respiratorio.

Remedio natural desintoxicante de los pulmones

Ajo y tomillo

remedios a base de ajo

Ingredientes:

  • 10 dientes de ajo
  • 3 ramitas de tomillo
  • Aceite de oliva extra virgen

Preparación:

  1. Verter los ajos en un mortero, machacar hasta obtener una pasta
  2. Verter las ramitas de tomillo y continuar machacando
  3. Retirar la mezcla del mortero y reservarlo en un recipiente que no sea de metal, cubriendo la mezcla con aceite de oliva extra virgen
  4. Macerar de entre 8 a 10 horas

Tratamiento:

Consumir en ayunas una cucharada de la mezcla resultante. Tratar de hacerlo siempre  a la misma hora.

Remedio natural desintoxicante y antiinflamatorio: Permite incrementar las defensas del organismo, mientras estimula la eliminación de desechos

Ajo, jengibre, cúrcuma, cebolla y azúcar

remedios a base de ajo

Ingredientes:

  • ½ litro de agua
  • 200 gramos de azúcar
  • ½ kilo de cebolla
  • Un trozo de jengibre picado
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 3 dientes de ajo machacados

     Preparación:

  • En un recipiente verter el agua y el azúcar, y llevarlo al fuego moderado
  • Incorporar la cebolla, el jengibre, la cúrcuma y los ajos
  • Cuando la mezcla llegue a hervor, bajar la llama y continuar removiendo hasta reducir a la mitad
  • Colar la mezcla y reservar para enfriar

Tratamiento:

Consumir dos cucharadas de la mezcla en ayunas, puede ser diluido en agua tibia, para facilitar la ingesta.

Se recomienda su consumo por dos semanas continuas, para continuar luego de 7 días nuevamente el tratamiento.

Es recomendable ingerir de un litro a dos de agua al día, destacando que una buena alimentación, higiene, y actividad física contribuyen eficazmente a que cualquier tratamiento genere los mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest