Todo lo que necesitas saber sobre la adelfa

Es muy probable que ya hayas tenido cuando menos contacto visual con esta especie vegetal y es que la adelfa actualmente es una de las plantas que más rápido se ha extendido por todo el mundo, llegando a ser incluso una planta considerada como invasora en países como Estados Unidos y Venezuela.

Sin embargo, la razón detrás de sus propagaciones no es que todo el mundo la esté consumiendo de alguna manera. Sino que obedece en principios a fines ornamentales y todo ello se debe a lo vistoso de las mismas en el momento de su florecimiento.

La adelfa es una planta bella y peligrosa a la vez que muchas veces engaña por su aspecto y otros tantos por la desinformación que hay al respecto. De hecho, de acuerdo con sus efectos graduales sobre el cuerpo humano, esta planta puede ser catalogada directamente como un espécimen venenoso para el ser humano y para los animales.

Contraproducentemente hoy en día podemos ver numerosos especímenes de esta planta decorando directamente las calles y avenidas de muchas ciudades en occidente, desde estados Unidos hasta argentina, los mismos gobiernos que las han catalogado como especies invasoras hoy las emplean como medio de decoración.

Es irónico, aunque  no es un problema grave en sí y no por ser invasoras las adelfas merecen ser quemadas como si fueran una plaga. Así que antes de que detengas tu coche para ejecutar a una de estas vistosas plantas es necesario ver la otra cara del asunto.

Y es que la adelfa está a la vanguardia de ser las portadoras naturales de sustancias que prometen ser curas en el futuro contra problemas graves de salud de hoy día entre los que se incluye el cáncer.

Por supuesto estos descubrimientos y procesos investigativos no están a cargo de avances de personas particulares sin conocimientos sino de laboratorios especializados con las facultades para aislar progresivamente los componentes activos de la planta. Debido a ello legislaturas como la española han tomado cartas en el asunto para prohibir el consumo de la planta y limitar el acceso a ella.

El nombre científico de la adelfa es Nerium Oleander, aunque también se le conoce con otras denominaciones populares como trinitaria, laurel de flor, baladre y rosa laurel. La raíz etimológica de su nombre se encuentra directamente en la mitología griega con respecto a las nereidas y Poseidón junto con la denominación latina de Oleander en referencia al olivo del cual tiene cierto parentesco en las hojas.

Estos puntos precisamente nos llevan a analizar las características morfológicas que contribuyen a darle identidad a la adelfa por sobre el resto de los arbustos.

Propiedades de la adelfa

Morfología

Siendo del orden herbáceo de los gentianales y estando dentro de la familia de las apocynaceae, la adelfa es una especie de arbusto o árbol pequeño que rara vez supera los cuatro metros de altura.  Su extensión tiende a ser disforme con respecto a la forma redondeada promedio.

De sus ramas se desprende las características hojas que son en cierta medida comparables directamente con las de los olivos, salvo que en este caso el color verde es mucho menos grisáceo que la tonalidad característica de estas plantas.

Junto con esto las adelfas son emblemáticas por sus grandes flores en forma de cáliz que se desprenden directamente de sus ramas. Estas son de un color blanco salvo pequeñas variaciones en su centro que les dan a sus pétalos un esplendor bastante vistoso a la luz del sol.

El centro de sus flores cuenta con pequeñas antenas que se mezclan con una tonalidad profunda de una amarilla clara que por lo general pinta su centro. Es gracias a esta belleza intrínseca que este arbusto ha sido usado tan usado en todo el mundo como un elemento de vialidad que contribuye tanto a demarcar como a embellecer.

Junto con todo esto la raíz de la adelfa va acorde con la naturaleza de los arbustos promedio debido a lo cual no tiende a ser extremadamente profunda ni extensible, siendo justamente esto otro factor que también ha contribuido en su uso en urbanismos.

Propiedades de la adelfa

La historia de la adelfa

Esta planta es oriunda del mar mediterráneo, debido a lo cual es natural hallarla en sus costas como elemento vegetativo autóctono, gracias a lo cual todas las civilizaciones mediterráneas tuvieron contacto con ella a lo largo del tiempo.

Su cercanía con la costa fue precisamente lo que propicio la relación entre la belleza de la flor con el de la nereida en la mitología tanto griega como romana.  No obstante, a lo largo del tiempo se descubrió que esta planta era toxica y se empleó como veneno de acción lenta.

Este punto nos lleva directamente a las propiedades de la adelfa, sin embargo, aquí es importante destacar que con el progreso de la humanidad se olvidó en buena parte la toxicidad de la planta y esta comenzó a usarse como elemento de decoración en construcciones y jardines lo que propicio su traída directamente a América.

Propiedades de la adelfa

Propiedades de la adelfa

Como planta toxica la adelfa se caracteriza en primer lugar por ser una especie que trae inmediatamente síntomas de nauseas, mareo, y diarrea sanguinolenta. Estos efectos casi instantáneos son acompañados de consecuencias todavía más graves entre las que se incluyen desorientación, desorden en la presión sanguínea y arritmia cardiaca que puede llevar a un estado comatoso, infarto y por supuesto a la muerte.

Debido a ello su ingesta está prohibida y se considera nociva y solo se permite si es bajo tratamiento directo con un médico certificado o en un programa de pruebas. Y es precisamente en estas pruebas de laboratorio donde los componentes que en principio son malignos de la planta llegan a ser transformados en fármacos para tratar problemas cardiovasculares.

Y actualmente se hacen pruebas en pacientes que padecen de cáncer, en donde la acción del componente activo ha demostrado ser prometedoramente efectiva en cuanto a estas patologías.

Dejando atrás el laboratorio, la adelfa puede llegar a intoxicar por la ingesta directa de algún componente de la planta, el uso de su madera en la cocina o en contacto con alimentos, o por la inhalación de sus vapores al ser quemada. Debido a ello es importante tener precaución con respecto a estas vías.

Esta planta es igualmente nociva para cualquier tipo de animal y a sea ganado o mascota. Y en caso de que se sospeche de la ingesta o síntomas de intoxicación de la misma, se recomienda la ingesta de carbón medicinal diluido en agua y acudir directamente al médico para ser tratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest