Beneficios de la lechuga común que seguro desconocías

Esta planta es científicamente conocida con el nombre de lactuca sativa, y pese a que todos la llamamos lechuga en todas sus variaciones lingüísticas, se divide en diferentes especies naturales que cubren regiones tan extensas como la china hasta cerca de medio oriente.

La lechuga es una de las plantas más conocidas por toda la humanidad y más utilizadas en términos comestibles propiamente dichos. De hecho, si hiciéramos una encuesta relativa a cuál es el primer elemento que se viene a la mente de las personas cuando escuchan la palabra ensalada, la lechuga ganaría y por mucho.

El sabor de todas las especies de la familia lactuca sativa, tiende a ser de neutro a moderado, sin embargo, existen especies que presentan un sabor verdaderamente intenso al paladar. Siendo así que no todas las lechugas no son buenas para la misma receta desde el punto de vista directamente culinario.

Por otra como especie en general las lechugas pese a ser comunes tienen propiedades rara vez conocidas que por supuesto pueden ayudar bastante y que son importantes conocerlas y dominarlas cuando menos a cierta cabalidad.

¿Cómo reconocer una lechuga?

Beneficios de la lechuga

Pese a su ramificación en distintas especies todas las lechugas presentan una morfología típica o mejor dicho común a su familia vegetal, que incluye una raíz no muy larga que más bien es ancha en un área de 25 cm. Esto se debe a que son plantas que precisamente tienen un arraigamiento más superficial debido a su demanda de suelos húmedos.

El tronco es algo que caracteriza a toda la familia de las lechugas ya que es redondo y de largo medio, que no abarca todo el volumen de la planta. Siendo de contextura medianamente suave y fibrosa al tacto y de contenido lechoso. De él se desprenden las comestibles hojas en forma de roseta.

Y es en esta parte de su morfología, las hojas. En donde las especies de lechuga tienden a diferenciarse unas de otras, un ejemplo claro de esto sucede con las tres especies más comunes de lechuga, que se enlistan a continuación:

  • Lechuga beluga: se le dice también lechuga americana. Y es la más empleada desde el punto de vista culinario en los platos más conocidos. Esto se debe a que su sabor es prácticamente neutro. Sus hojas son delgadas y redondas y es rica en agua. Se puede conseguir prácticamente en cualquier parte del mundo debido a su uso comercial.
  • Lechuga romana: esta puede decirse que es la segunda lechuga más común del mercado, y se diferencia de la primera por sus hojas notoriamente puntiagudas. Cada hoja cuenta con varios picos, y aún más la diferencia más acentuada parte directamente del sabor que ella posee ya que es mucho más intenso.

Para algunos el sabor de la lechuga romana resulta ser un tanto amargo al final y por ello el uso de la misma en términos culinarios se ve limitado directamente a platos que contenga otros elementos que encajen directamente con su sabor.

  • Lechuga francesa: no se limita solo a Francia por supuesto y en este caso su morfología se diferencia de la lechuga beluga en el hecho de que la hoja de esta especie es mucho más gruesa y lechosa, con un sabor verdaderamente marcado como es en el caso de la segunda especie.

La lechuga francesa también es usada en recetas puntuales y no se recomienda que sea utilizada como sustituta de la lechuga beluga o americana debido a que puede alterar el sabor de los platos en donde tradicionalmente se debe usar la primera.

¿Cómo cultivar lechugas?

Beneficios de la lechuga

Si en algún momento has considerado la posibilidad de iniciar un cultivo de estas hortalizas déjame decirte que estas en un camino viable. Estas plantas pese a ser propiamente de climas templados, hoy pueden cultivarse en todo el año si se cuenta con los invernaderos adecuados.

En primer lugar, el suelo para sembrarlas debe ser poroso de consistencia arenosa y con una cantidad de humos promedio que no debe ser para nada tan alto como con otras especies de cultivo.

Si se demanda un riego constante por goteo y un cuidado particular del agua empleada para el riego de las lechugas, ya que usar agua contaminada para el cultivo de las mismas pude hacer que parásitos como el que causa disentería se alojen en las hojas y se trasmitan por el consumo.

Las lechugas toleran más el exceso de calor que el frio propiamente dicho. Es por ello que en invierno las mismas deben estar totalmente protegidas o se quemarán y perderán en su totalidad.

¿De dónde proviene el uso de las lechugas?

Beneficios de la lechuga

Esta parte es sumamente importante ya que abrirá nuestra mente con respecto a la forma en la que podemos usar esta hortaliza. La lechuga era ya bastante conocida hace miles de años, particularmente en el medio oriente.

En donde se le utilizaba más como planta medicinal que como condimento de ensaladas. Y aunque parezca extraño hoy en día en civilizaciones como la egipcia se llegó a usar la lechuga como objeto para rendir culto, culto de fertilidad.

Ya más adelante en la temprana edad media aparecen en un libro de inventario del Rey Carlomagno como parte de las plantas medicinales que debían sembrarse para el rey en sus terrenos.

Y es aquí donde la historia nos lleva directamente a la pregunta ¿Por qué los antiguos veían en la lechuga una medicina y no un ingrediente de ensaladas?

Usos medicinales de la lechuga

Beneficios de la lechuga

Paradójicamente los podemos clasificar en dos usos claros en donde la lechuga es particularmente efectiva.

Calmante y ayuda para combatir el insomnio. Es cierto la lechuga cuando se hace en infusión es efectiva para calmar los nervios y ayudar a la persona a dormir, se constituye de esta manera como un ansiolítico moderado.

Por lo tanto, la infusión es bastante recomendable para antes de dormir y por supuesto para ella se puede emplear cualquier especie de la que se disponga. No obstante, la beluga es una de las mejores para la infusión por lo neutro de su sabor.

¿afrodisiaco?

Si esta es la segunda función y la razón por la que la lechuga fue usada como objeto de culto en la antigüedad. Las lechugas contienen alcaloides que generan a través de la ingesta continua algunos efectos sobre el nivel de la libido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest